Traductor

REPORTAJES MES DE JULIO

sábado, 9 de mayo de 2015

ARTEVID Y LOSPERROSNEGROS

"Dichosa edad, y siglo dichoso aquel adonde saldrán a luz las famosas hazañas mías, dignas de entallarse en bronce, esculpirse en mármoles y pintarse en tablas para memoria en lo futuro. ¡Oh tú, sabio lector, quien quiera que seas, a quien ha de tocar el ser cronista de esta peregrina historia! Ruégote que no te olvides de mi buen Thundernante compañero eterno mío en todos mis caminos y carreras. "¡Oh, mi amada Dulcilicia, señora de este cautivo corazón! Mucho agravio me habedes fecho en quedose en Granada con el riguroso afincamiento de no poder estar ante la vuestra fermosura. Plégaos, señora, de membraros de este vuestro sujeto corazón, que tantas cuitas por vuestro amor padece.



Y mientras esa espera se hace, hoy a Artevid hemos viajado, yo y unos pocos amigos, mas la reina.Llegando a Torrene vió no lejos del camino llegando a la tienda Artevid (que a él le parecía castillo), y a poco trecho de ella detuvo las riendas a Thundernante ,


que fue como si viera una estrella, que a los portales, si no a los alcázares de su redención, le encaminaba y como a este aventurero todo cuanto pensaba, veía o imaginaba, le parecía ser hecho y pasar al modo de lo que había leído, luego que vió la venta se le representó que era un castillo con sus cuatro torres y chapiteles de luciente plata, con todos aquellos adherentes que semejantes castillos se pintan







Al llegar lo primero es saludar a el buen amigo Carlos que sorprendido me miraba, ¡¡ normal !! El lenguaje no entendido y el mal talle de este caballero, acrecentaba en el la sopresa y en a aquel punto saliera el ventero, Antonio hombre muy pacífico, el cual, viendo aquella figura contrahecha, armada de armas tan desiguales, como era verlo asi, acostumbrado a verlo de repartidor, no se corto en nada en acompañar la sorpresa de Carlos, en las muestras de su contento; mas, en efecto, temiendo la máquina de tantos pertrechos, determinó de hablarle comedidamente, y así le dijo: si vuestra merced, señor caballero andante, busca posada, y buen almuerzo , a buen sitio a llegado todo lo demás se hallará en ella en mucha abundancia



Viendo Don Lorenzo Andante la humildad del alcaide de la fortaleza (que tal le pareció a él el ventero y la venta), respondió: para mí, señor castellano, cualquiera cosa basta, porque mis arreos son las armas, mi descanso el pelear, pero aquí hemos venido a concoer este castillo y apresentarle futuros negocios junto a estos buenos amig@s que me acompañan. La reina y su consuerte, estan para ratificar mis palabras, Enrique, es el autor que dara fe de esta aventura, Alberto es aquel que todo escudero antes de ser caballero quisiera estar junto a el. Y es el que por nosotros se desvive, y a Molina,.... D. Juan Molina, es el que hasta aquí a llegado, inducido por mi para que hableis de negocios





 
y ojala nuevas aventuras en adelante de aquí salgan.





Un reportaje de    LORENZO ANDANTE




Para el  BLOG  ELPERRONEGRO



1 comentario:

  1. Un reportaje corto en fotos, pero intenso en conocer un poco mas a mis amig@s, en un sitio tan agradable como Artevid.

    ResponderEliminar