Traductor

REPORTAJES MES DE JULIO

sábado, 20 de febrero de 2016

DE GRANADA A ALMUÑECAR POR LA CARRETERA DE LA CABRA.


De Granada a Almuñecar por la carretera de la Cabra


La Ruta de la Cabra en Granada es una de las carreteras más famosas y conocidas por los moteros de la zona por lo espectacular de sus curvas, barrancos y paisaje. Esta ruta en moto bordea por el lado Este de la Sierra de Tejeda, Almijara y Alhama de gran valor paisajístico y termina en Almuñecar epicentro de la Costa Tropical.
La Ruta de la Cabra comienza en Jayena, muy cerca de Alhama de Granada, pasando por Otivar, Jete y Almuñecar.





Salimos de Granada por la A-44 en dirección a Motril, siguiendo la autovía de Sierra Nevada-Costa Tropical. En la salida 144 tomamos el desvío a la derecha y en la rotonda deberemos coger la primera salida, también a la derecha, que indica que Almuñecar está a 59 kilómetros por la A-4050: 59 kilómetros de los que disfrutaremos del primero al último.

Al principio será fácil advertir los cultivos de olivos y almendros que pueblan la zona, y poco a poco iremos dejando atrás el rugido y ajetreo de la autovía, para enfrentarnos a una serie de tramos solitarios, llenos de curvas abiertas desde las que en ocasiones resulta posible contemplar las cumbres nevadas de Sierra Nevada. Alguna venta todavía abierta (Venta El Fraile o el Mesón Los Prados) nos recuerda que no hace mucho tiempo atrás esta carretera tan peculiar era más transitada que en la actualidad, donde difícilmente veremos algo más que un coche, varias motos y unos pocos ciclistas.




Junto al puerto del Suspiro del Moro, donde la leyenda afirma que el Rey Boabdil escuchó de su madre decir "llora como mujer lo que no has sabido defender como un hombre", parte la llamada carretera de la Cabra, que sirvió durante años como conexión entre Granada capital y la costa.


En el término municipal de Otívar, en pleno Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, existe una carretera de montaña tan escarpada que recibe el sugerente nombre de “Carretera de la Cabra”, no se sabe muy bien si por que parece construida pensando más en cabras montesas que en conductores o por el hecho de que había que estar como una cabra para construirla o conducir por ella.


Iniciamos nuestro descenso hasta Otívar concentrados en cada curva, evitando que el impresionante paraje que se nos presenta de golpe, como a borbotones, desvíe nuestra atención de una carretera traicionera que puede llevarnos al fondo del valle al menor descuido.







Aunque es un tramo corto, la carretera de la Cabra da para rato, pues deberemos circular a una velocidad relativamente lenta, y lo más seguro es que paremos varias veces a echar fotos o simplemente contemplar en silencio la sierra que rodea la carretera hasta casi tapar el cielo.








Las últimas curvas nos mecen suavemente entre un mar tropical de chirimoyas y aguacates


 


ALMUÑECAR.













Cogemos la salida dirección a Motril y por la autovía Almeria – Granada nos dirigimos hacia Granada y vuelta a casa.








poniendo fin a nuestra aventura.




Un reportaje de   LORENZO ANDANTE.




Arreglos   ALBERTACUS.




Para el BLOG ELPERRONEGRO




No hay comentarios:

Publicar un comentario